Un 30% de trabajadores todavía tiene acceso a los archivos de su anterior empresa




Las empresas se exponen a un mayor riesgo de pérdida de datos debido a que, hasta un 30% de los trabajadores que ya no trabaja en una compañía sigue teniendo acceso a archivos y documentos, lo que pone en riesgo la integridad de los datos y la supervivencia de la empresa, según el informe –‘Sorting out digital clutter in business’(Eliminando el desorden digital en los negocios) – de Kaspersky Lab.


ENTRE LOS TRABAJADORES ESPAÑOLES, UN 75% ADMITIÓ HABER TRABAJADO CON DOCUMENTOS QUE CONTIENEN DIFERENTES TIPOS DE DATOS CONFIDENCIALES.




Un acceso no autorizado a los archivos de trabajo puede proceder de trabajadores que ya no están en la empresa pero que no han sido dados de baja del servicio de correo electrónico corporativo, de la aplicación de mensajería o de los documentos en la nube.

El problema del acceso a los activos también se pone de manifiesto por el hecho de que cerca de un tercio (32%) de los trabajadores admite compartir sus credenciales de usuario y contraseña con un compañero.

Para asegurar que el desorden digital no empaña las prácticas de seguridad de datos, es importante tener estas medidas en cuenta:

- Establecer una política de acceso para los activos de la empresa, incluidos los buzones de correo electrónico, las carpetas compartidas y los documentos online: todos los derechos de acceso deben cancelarse tan pronto como el empleado haya abandonado la empresa.

- Recordar de forma periódica al personal las normas de ciberseguridad de la empresa, para que entiendan lo que se espera de ellos y se conviertan en algo natural.

- Utilizar el cifrado para proteger los datos corporativos almacenados en los dispositivos. Realizar copias de seguridad de los datos para garantizar que la información esté a salvo y sea recuperable, en caso de que ocurra un incidente.

- Fomentar buenos hábitos de contraseñas entre los empleados, como no utilizar los datos personales o compartirlos con alguien dentro o fuera de la empresa. La función de administrador de contraseñas de un producto de protección puede ayudar a mantener las contraseñas seguras y los datos confidenciales a salvo.

- Si está acostumbrado a trabajar con servicios cloud, se puede elegir una solución de ciberseguridad cloud que se adapte al tamaño de la empresa: Kaspersky Endpoint Security Cloud para pequeñas y medianas empresas y Kaspersky Small Office Security para empresas con menos de 25 empleados.

Los productos combinan una gestión sencilla con características de protección probadas para todos los dispositivos de los empleados.